Inicio Salud Yoga para principiantes

Yoga para principiantes

COMPARTIR

Practicar yoga puede parecer difícil, pero no debe ser así, una vez que sepamos las posturas básicas. #yogabásico

Por Iris Márquez

Cuando se piensa en practicar yoga, algunos desisten al no conocerlo a fondo y pensar que las posturas son difíciles de realizar y que no podrán con ellas.

La realidad es que todo es cuestión de empezar, al dominarlas posturas básicas, poco a poco podrá subir el nivel y beneficiarse de esta disciplina cabalmente. Si es por pura curiosidad, si quiere hacer algunos ejercicios para estirarse o relajarse, o si está decidido a tomar una clase de yoga por primera vez, estas descripciones le pueden ayudar a estar más familiarizado con algunos nombres y posturas que es probable que surjan durante la práctica. Estas posturas sirven como secuencia complete en casa.

Postura del árbol
(Vrksasana)
■ Junte sus manos frente a su pecho. Levante el pie izquierdo y lleve la planta a la parte interna de su muslo derecho, los dedos de pies apuntando hacia el suelo

Guerrero I (Virabhadrasana)
■ Separe las piernas alrededor de 1.2 metros. Gire el pie derecho 90 grados y el izquierdo 45 grados. Talones alineados. Gire el torso hacia la derecha y doble la pierna derecha 90 grados con respecto al piso

Triángulo (Trikonasana)
■ Separe las piernas alrededor de un metro. Pies paralelos uno al otro y apoyados firmemente. Equilibre su peso en ambos pies. Gire el pie derecho 90 grados hacia su derecha. Brazos paralelos al piso, levante el brazo izquierdo paralelo a su cabeza. Sienta el estiramiento en su costado izquierdo

Perro mirando hacia abajo
(Adho mukha svanasana)
■ Arrodíllese y apoye las manos sobre el suelo, con la espalda horizontal y recta. Levante la cadera y estire las piernas. Abra los dedos muy bien, de manera que den una base sólida. Empuje desde arriba, intente apoyar los talones totalmente contra el piso

Postura del pez Matsyasana
Acuéstese boca arriba sobre el mat. Las manos hacia el suelo y tan abajo como
pueda. Mantenga las piernas estiradas. Haga presión sobre sus codos y desde aquí eleve la parte superior del cuerpo, mirando hacia tus pies.

Postura de la cabeza en las rodillas
(Paschimottanasana)
■ Siéntese con las piernas estiradas hacia adelante. Inhale y estire los brazos lo más que pueda a cada lado de su cabeza y conservando este estiramiento, exhale y dóblese hacia delante desde la cadera. Cuando ya no pueda estirar más hacia adelante, con la columna recta, agarre los dedos de los pies.

Torsión espinal (Ardha matsendrasana)
■ Siéntese con las piernas estiradas, los pies flexionados y la espalda recta. Lleve la pierna izquierda, doblada, sobre la pierna derecha y el muslo izquierdo tan cerca de su abdomen como sea posible. Apoye el brazo izquierdo en el suelo y plántelo junto a su columna.

Postura del niño (Balasana)
■ Arrodíllese y ponga su frente en el piso. Brazos estirados frente a la cabeza. Para una mayor relajación física y mental, los brazos se dejan caer hacia atrás, de forma paralela al cuerpo. Relaje los hombros y permita que el peso de la cabeza recaiga totalmente sobre el piso, dándole sosiego, apoyo y confianza

Savasana
■ Acuéstese sobre la espalda con las piernas separadas, los pies caídos hacia los lados, brazos alejados del cuerpo y palmas hacia arriba. Cierre los ojos. Relaje el cuello y la cara completamente, y luego haga un escaneo de todo tu cuerpo. Si identifica algo de tensión en algún lado, suéltelo

COMPARTIR
Artículo anteriorBrazos poderosos
Artículo siguienteUn rico desayuno