Inicio Deportes ¡TODO HOUSTON A PONERSE EN FORMA!

¡TODO HOUSTON A PONERSE EN FORMA!

En un planeta en donde más de 300 millones de personas sufren de obesidad, muchos han comenzado a sumar esfuerzos para combatir esta epidemia. Nuestra ciudad no quiere quedarse atrás y ha creado Shape Up Houston.

COMPARTIR
Gana Perdiendo

Houston.- Al transitar por el centro de Houston a las 11 de la mañana y observar los edificios municipales nadie podría imaginar que en medio de la solemnidad de esas construcciones hay un rincón en donde una explosión de energía, positivismo y motivación invade diariamente a los empleados municipales.

Todo ocurre en el sótano del edificio de servicios públicos e ingeniería Bob Lanier, ubicado en el 611 de la calle Walker, en donde bajo la animada batuta de Griselda Garza un grupo de trabajadores hacen ejercicio durante su hora de almuerzo para mantenerse saludables y “más contentos para seguir realizando sus labores diarias”.

Problema mundial

300 millones de obesos

1,000 millones con sobre peso

La tarea que Garza empezó hace 3 años tiene el respaldo de sus jefes y de la alcaldesa de la ciudad, Annise Parker, quienes la han apoyado incondicionalmente, al grado que ya ampliaron el espacio a donde acuden a diario entre 18 a 25 personas, todos entusiasmados con la idea de darle la guerra a un problema que hasta hace poco ubicaba a Houston como la cuarta ciudad más obesa en el país.

Eso lo sabe bien Garza, así como las autoridades municipales, que están seriamente comprometidas y decididas a lograr la meta de perder un millón de libras entre todos los habitantes de la ciudad dentro de la campaña Shape Up, que busca involucrar a todas las empresas y a sus trabajadores en esta iniciativa.

Determinación

Garza comenzó a combatir su problema de sobrepeso cuando fue diagnosticada con diabetes tipo 2 y le dijeron que tenía que depender de la insulina. Entonces pesaba 172 libras y su glucosa estaba en 298.

“Yo sabía que tenía que hacer algo por mí misma. En julio de ese año comencé a correr, fui a un gimnasio, corrí 5 medios maratones y después de un año regresé al doctor, mi insulina estaba en 82 y mi peso 132 libras, ya no necesitaba insulina”, relató con una amplia sonrisa la mujer de 5 pies de estatura.

Costos médicos

147 billones de dólares

$1,429 sobrecosto médico para una persona obesa

“Entonces fue cuando dije, si el resto de mi vida tengo que hacer ejercicios y comer saludable y ayudar a otra gente a hacerlo para que no tengan que tomar medicinas o puedan bajar sus dosis, lo voy a hacer”, agregó.

Su determinación la llevó a convertirse en entrenadora de medio tiempo en su gimnasio y embajadora del programa Wellnes de la ciudad de Houston en una clase en la que los lunes y miércoles realiza ejercicios cardiovasculares con pesas, los martes y jueves kickboxing y los viernes boot camp.

Los hispanos

Consultado sobre los estragos que obesidad puede causar desde niños, el pediatra Humberto Rivas atribuye gran parte del problema a nuestra cultura y a la forma en la que fuimos criados.

“Venimos de familias en las que tradicionalmente las abuelitas decían que si el niño no estaba ‘gordito’ no era sano, cuando en realidad desde niños se debe empezar a combatir la obesidad, de lo contrario va a ser un problema cíclico y cada vez peor”.

Según Rivas, él ha observado menores de 9 y 10 meses de nacidos ya con este problema, algo que posiblemente ocurre porque los padres comienzan a darles alimentos que no van de acuerdo a su edad, lo cual además puede provocar alergias, diabetes, un desarrollo más lento y problemas de movilidad.

El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año mueren por lo menos 2. 8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.

“Tienen la tendencia a darle a probar a sus hijos comida sólida desde muy temprano o jugos que lo único que contienen es azúcar, pero la realidad es que la fórmula infantil tiene los nutrientes que los niños necesitan hasta los 4 o 6 meses”, aclaró.

También recomendó acostumbrar a los niños a comer con menos sal, azúcar y grasa desde pequeños, para evitar a toda costa que empiecen a adquirir malos hábitos alimentarios.

“El cuerpo de los niños todavía está creciendo, sus huesos no están preparados para soportar mucho peso y cuando esto pasa vemos falta de agilidad, dificultades para caminar, problemas con las articulaciones y sedentarismo”, agregó.

¿Hereditario?

De acuerdo con Rivas, la obesidad, como la mayoría de las enfermedades tiene un componente hereditario que aumenta la probabilidad de contraerla, sin embargo es completamente prevenible y puede controlarse cambiando la dieta y el estilo de vida.

También indicó que una persona debe preocuparse seriamente por su peso cuando tiene entre un 50% ó 60% de aumento en sus valores recomendados, pero aún con incrementos menores ya hay un problema que requiere una acción.

“Hay algunas personas que tienen unas 20 o 30 libras de más y tal vez no tengan tantas complicaciones, pero esto no las exime de mejorar su nutrición, ya que cada vez vemos más personas que sufren ataques al corazón a más temprana edad, a los 30 o 40 años”.

Un millón de libras

Perder un millón de libras entre todos, como una manera de incentivar a la población, es la meta de la organización Shape Up y la ciudad de Houston, un programa que inició desde este año y se extenderá hasta el 2020.

“Mejorar la calidad de vida y los beneficios en la salud, es una de las prioridades de mi administración “ dijo la alcaldesa Parker y recordó que han lanzado algunas iniciativas comunitarias para hacer un Houston más saludable y ha reforzado programas para ayudar a mantener en buen estado la condición física de 20,000 empleados y sus 40,000 dependientes.

Lauire Lee, jefe de operaciones de Shape Up, expresó que esta campaña quiere involucrar a la mayor cantidad de empleadores posibles, para que motiven a sus empleados, quienes de esta manera trabajarán mejor y podrán ver reducidos sus costos de seguro médico.

“Entre todos nos podemos motivar. Los empleadores pueden implementar sus propios retos, como por ejemplo hacer equipos y competencias, no comer cosas fritas o con mucho azúcar; cualquier actividad positiva que hagan que el empleado se sienta mejor”, dijo.

¿Cómo hacerlo?

Cualquier persona u organización puede unirse a Shape Up, lo único que tiene que hacer es registrase en la página de internet shapeuphouston.org, seguir las instrucciones, crear su perfil y llevar el control de su salud y su peso con ayuda de la información que allí se encuentra.

Shape Up Houston es una organización no lucrativa fundada en el 2012 por Lan Bensten, hijo del ex senador Lloyd Bensten, quien se ha dedicado a los negocios y a las causas sociales. Él mismo perdió 30 libras de peso y ahora quiere que todos se unan al reto de perder millones más.