Inicio Mama y Familia Felicidad en pareja. Todo un reto

Felicidad en pareja. Todo un reto

COMPARTIR

Cuando se entra en una relación de matrimonio, se adquiere un compromiso a un duro trabajo conjunto. #MATRIMONIOFELIZ

Por Iris Márquez

El mantener un matrimonio feliz es todo un reto que requiere dedicación y buena voluntad para derrotar al mayor enemigo: la falta de comunicación.
La ruptura de la comuicación es la responsible de las crisis en el matrimonio.

Esta ruptura se manifiesta de forma abierta cuando el trato y el diálogo dejan de existir. O puede aparecer de forma velada cuando se continúa la relación a base de monosílabos. En todo caso lo que se pretende es que estos momentos de desacuerdo conyugal (normales por otra parte en la convivencia matrimonial) sean transitorios y leves.

Por otro lado, la infelicidad en el seno del matrimonio está ligada, tradicionalmente, al aburrimiento o habituación, como lo definen los sexólogos, debido a que desaparece el factor sorpresa y la capacidad de seducción. Tome en cuenta estos importantes puntos con su pareja, no deje caer su matrimonio.

¿Qué hacer?

Tiempo de oro
■ Dedíquele tiempo al otro pero no confunda la calidad con la cantidad.

Oír y escuchar
■ Cuando él-ella le hable, no se limite a oír, deje de trabajar, o deje el periódico a un lado, mírelo a los ojos. Él o ella se enterará de que le escucha.

Como novios
■ Mantenga viva la ilusión del primer día de noviazgo. Conquístele a diario. Preocúpese de su arreglo personal.

La importancia de las celebraciones
■ Recuerde las fechas importantes. Si las celebran juntos, ¡mejor!

Un beso al despedirse
■ No olvide despedirse antes de salir. Un beso todos los días es una práctica muy recomendable.

Con la verdad por delante
■ Sea siempre sincero pero no lo manifieste de forma desagradable en ningún momento.

“Quiero estar contigo”
■ Prefiera a su cónyuge antes que a las amistades, demuéstreselo a menudo.

Salidas frecuentes
■ Salga con su cónyuge con alguna frecuencia. No se limite a “sacar” a su mujer de casa, preocúpese de “salir con ella” a algo que le agrade.

Buenos recuerdos
■ Recuerde con frecuencia los momentos felices compartidos por los dos.

De cara al futuro
■ Haga planes de future que le ayuden a mejorar el presente.

COMPARTIR
Artículo anteriorLo nuevo en su cocina
Artículo siguienteVolando al Museo