Inicio Actualidad EL NUEVO PROGRAMA DE REFORZAMIENTO PRIORITARIO, UN ALIVIO PARA LOS QUE NO...

EL NUEVO PROGRAMA DE REFORZAMIENTO PRIORITARIO, UN ALIVIO PARA LOS QUE NO QUEDARON COBIJADOS CON LA ACCIÓN EJECUTIVA

Si lo arrestan ahora, por ejemplo por una infracción de tránsito o delito menor, es muy pero muy probable que lo dejen en libertad y no lo remitan al ICE para ser deportado.

COMPARTIR
Comunidades

Bajo la acción ejecutiva emitida por el presidente Barack Obama el 20 de noviembre pasado, todo joven que haya entrado a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años y antes del 1º de enero del 2010 y que además esté inscrito en la escuela, tenga un título de preparatoria o GED; sea veterano de las Fuerzas Armadas o Guardacostas, podrá solicitar un permiso de trabajo vigente por tres años aproximadamente el 18 de febrero del 2015.

Igualmente, quienes tengan hijos ciudadanos y residentes permanentes de Estados Unidos que hayan nacido antes del 20 de noviembre del 2014 y puedan comprobar que han residido aquí desde el 1º de enero del 2010, no tengan antecedentes penales y hayan pagado los impuestos del 2014 en adelante, podrán solicitar el nuevo beneficio aproximadamente después del 19 de mayo del 2015.

Junto con estos alivios migratorios, el presidente también eliminó el programa de Comunidades Seguras y lo reemplazó por el de Reforzamiento Prioritario.

En su idea original, Comunidades Seguras buscaba la colaboración de las fuerzas policiales federales, estatales y locales con la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) para identificar a extranjeros con record criminal y proceder, en determinados casos, a su deportación.Lamentablemente no arrestaban solo a criminales, sino a cualquier indocumentado, que aunque no fueran encontrado culpable de ningún delito o falta menor, quedaba a disposición del ICE para su deportación.

El nuevo programa de Reforzamiento Prioritario mejora la cosa un poco, en especial para aquellos que no califican para los beneficios migratorios de la acción ejecutiva.

Este programa prioriza la expulsión de ciertos individuos sobre otros. La primera prioridad serán los extranjeros sospechosos de terrorismo, quienes han cometido delitos graves, los que se encuentren entrando ilegalmente por la frontera y los que tengan nexos con pandillas. La segunda prioridad son los indocumentados que han sido acusados de 3 o más delitos menores (no incluye las faltas de tránsito), los acusados de delitos menores significativos como la violencia doméstica, el abuso sexual, el allanamiento de morada, la distribución de drogas, el manejar embriagados (DWI, por sus siglas en inglés), faltas cuya sentencia es de 90 días o más (en cárcel, no cuenta las sentencias suspendidas), personas previamente deportadas (que no puedan establecer que llegaron y que estaban en los EE.UU. desde enero 1º de 2014) y los abusadores del sistema de visas. Claro, ICE tiene discreción amplia en cuanto a quién deportar y quién no.

¿Qué significa esto para los que no calificaron para la acción ejecutiva?

Por ejemplo, si lo arrestan ahora por una infracción de tránsito o delito menor, es muy pero muy probable que lo dejen en libertad y no lo remitan al ICE . Aunque no tendrá un permiso de trabajo y seguirá en el limbo (el mismo limbo que ha vivido por muchos años), ahora podrá vivir sin miedo a que lo deporten si no se encuentra dentro de los grupos prioritarios nombrados aquí.

Debemos tener en cuenta que lo que ha hecho Obama es solo una orden ejecutiva ante la inacción del Congreso, ha sido algo así como extender la pierna para que no se cierre la puerta. La presión debe continuar.