Inicio Actualidad EL MÉXICO DE PEÑA NIETO

EL MÉXICO DE PEÑA NIETO

Vista del Auditorio Nacional en el Paseo de la Reforma.

COMPARTIR
MARINA

México.- Hace apenas unas horas que Enrique Peña Nieto tomó posesión como presidente de México y el tema obligado al dialogar con algunos mexicanos en la calle es qué esperan del gobierno del nuevo mandatario.

Algunos como Joel, que vende luces de neón y gorras afuera del auditorio nacional ubicado en el Paseo de la Reforma, espera que el país pueda recuperar la paz que ha perdido por la guerra contra el narcotráfico y que terminen tantas muertes.

“Yo creo que al menos por los próximos años vamos a estar mejor. El PRI (Partido Revolucionario Institucional, al que pertenece el presidente mexicano) tiene que hacer las cosas mejor, a ellos les interesa quedar bien”, comento’.

“Yo ya no creo que sea el mismo PRI de antes, tienen que hacer las cosas bien porque ya no quieren perder el poder, ojalá que pare toda la violencia que hay ahora”, agregó.

Pero otros como Isela, quien se me acercó a ofrecer en reventa boletos para la presentación del cantante argentino Diego Verdaguer en el Auditorio Nacional cree que las cosas no van a cambiar.

“¡No qué va! Cómo van a cambiar las cosas. Tantas protestas que hubo ayer (sábado) cuando tomo posesión, ¿usted cree que la gente está conforme con ese presidente? no“, enfatizó.

Isela piensa que la tranquilidad podría reinar en los primeros años del gobierno de Peña Nieto pero no cree que los políticos priistas, incluido el presidente, cambien sus estrategias políticas de antaño para someter al pueblo.

Confianza

Mientras tanto, el periódico Reforma reporta en su edición del domingo que según una encuesta que ellos realizaron, un 57% de los mexicanos expresaron que Enrique Pena Nieto les inspiró confianza en su primer día de mandato, un 64% se muestra optimista en que las cosas mejoraran en este sexenio y 26% dice estar pesimista.

Así es como las opiniones de los mexicanos siguen divididas y en una tarde de domingo mientras unos protestaban afuera de las oficinas del Ministerio Público donde estaban los detenidos por los disturbios del 1 de diciembre, afuera del Auditorio Nacional en el Paseo de la Reforma muchas familias caminaban con tranquilidad.