Inicio Actualidad COLD CASE, LA VERDAD DIEZ AÑOS DESPUÉS

COLD CASE, LA VERDAD DIEZ AÑOS DESPUÉS

Guadalupe Sepúlveda no pudo contener el llanto al recordar que hace un año exactamente falleció su padre a manos de un joven que lo agredió por un espacio en un estacionamiento. El crimen ocurrió en el 2004 y diez años después la policía logró que el responsable confesara su crimen.

COMPARTIR

Houston.- Son cientos los casos criminales que la policía no ha logrado resolver, ya sea porque los investigadores no pudieron arrestar al sospechoso o porque no tuvieron la certeza para formular cargos contra el responsable ante falta de pruebas, evidencias y detalles.

Estos casos sin resolver (Cold Cases en inglés) están relacionados por lo regular con crímenes violentos –como homicidio o violación sexual– y no están sujetas al estatuto de limitaciones, lo que significa que permanecen a la espera de nuevos hechos, testimonios y datos que permitan cerrarlos.

cifras_cold_case

Se trata de crímenes como el de Richard Sepúlveda, un padre de familia que fue baleado mortalmente en julio del 2004 en un estacionamiento al oeste del condado Harris y cuya investigación fue reabierta luego de nueve años.

“Yo no quiero que el caso de mi padre esté en una caja y puesto a un lado”, fue el ruego que el año pasado le hizo Guadalupe Sepúlveda al sargento Eric Clegg, investigador de la Unidad de Casos Abiertos.

La súplica conmovió a Clegg y junto con otros detectives desempolvó el archivo y retomó el caso, una tarea que lo condujo hasta la prisión de Huntsville, en donde está actualmente recluido Allen Eugene, de 32 años de edad. “Eugene fue el principal sospechoso en la investigación inicial. En ese tiempo los detectives de homicidios lo localizaron e interrogaron, pero él siempre negó haber participado en este delito. Fue esa la razón por la cual pasó a ser un crimen sin resolver”, explicó Clegg.

Pero bajo las nuevas indagatorias, Eugene confesó el homicidio de Sepúlveda y admitió haber participado en otra balacera en agosto 19 del 2004 muy cerca de donde Sepúlveda fue asesinado.

“Luego de varias horas de interrogatorio en la prisión, Eugene confesó el crimen”, dijo Clegg con evidente emoción.

Efectivos

Allen Eugene está a punto de cumplir su sentencia en la Unidad Estelle de la prisión de Huntsville por otros delitos no relacionados con la muerte de Sepúlveda. Su libertad está programada para el mes de abril del 2015, pero ahora, luego de esta confesión, el delincuente seguirá preso.

“Es uno de los grandes momentos en el décimo aniversario de su muerte”, dijo Guadalupe Sepúlveda al término de la conferencia de prensa en dónde las autoridades dieron a conocer que el caso de su padre concluye con la confesión de Eugene.

“Me siento agradecida que esté encerrado, espero que no salga de prisión otra vez y haga lo mismo a otras familias”, agregó Sepúlveda envuelta en llanto.

La unidad de Cold Case del condado de Harris tiene apenas cinco años y medio y ya ha resuelto 21 casos que han traído justicia a 25 víctimas de crímenes violentos, un logro para esta dependencia, según dijo el alguacil Adrián García, quien alabó el trabajo de los investigadores.

“Con la resolución de este crimen [el de Sepúlveda] mostramos a otras familias que seguimos trabajando sus casos. El mensaje para las víctimas es que siguen siendo importantes para nosotros”, expresó García.

Casos especiales

A diferencia de las investigaciones de rutina, los Cold Case requieren de más tiempo y recursos y utilizan una dinámica diferente para ser resueltos o actualizados.

“Vemos lo que tenemos en la investigación primaria, lo que tenemos ahora y lo que podemos hacer, siempre pensando en ir más lejos”, expresó el alguacil García, quien agregó que ahora se cuenta también con las pruebas de ADN que le pueden dar un giro a las investigaciones iniciales de determinado crimen o delito.

En el Condado Harris, las autoridades cuentan con cuatro detectives para resolver los casos que están abiertos.