Inicio Entretenimiento CINDY BURBANO Y SU LUCHA POR SER MADRE

CINDY BURBANO Y SU LUCHA POR SER MADRE

En exclusiva para SemanaNews hizo el anuncio y nos reveló detalles de su batalla.

COMPARTIR
Cindy Burbano

Houston.- Todas las mañanas, Cindy Burbano despierta a Houston con mucha algarabía y la sonrisa que transmite a través del micrófono del programa Mega en tus mañanas, de la estación Mega 101.

Su alegría y sus ocurrencias contagian a todos, incluyendo a cada uno de sus compañeros en la cabina radial, en donde la simpática presentadora anunció que recibirá la visita de la cigüeña.

EN VIDEO

Con esas buenas noticias, sus radioescuchas y seguidores en las redes sociales se volcaron en felicitaciones y buenos deseos para Cindy, su pareja y el bebé que ya es muy popular.

“Llevaba sintiéndome mal varios días, mi pareja me decía que lo único que tenía que hacer era dormir. Un día me desperté y pensé ‘¿Y si estoy embarazada?’. Me hice una prueba y salió positiva, no creí, me hice una segunda y pensé que estaba alucinando; a la tercera supe que estaba embarazada”, nos reveló en entrevista con SemanaNews.

DE CERCA

• Nombre: Cindy Burbano

• Escúchala: Mega 101

• Programa: Mega en tus mañanas

• En la red:www.cindyburbano.com

Diagnóstico

Cindy compartió que no quiso hacer ningún anuncio hasta que cumplió 13 semanas y nos dio sus razones.

“No había dicho nada por respeto a lo que he estado pasando, combatiendo y luchando el ultimo año”, señaló.

Fue entonces cuando con todos los detalles nos confió las vicisitudes de salud por las que ha tenido que pasar.

“Lamentablemente hace un año me diagnosticaron con células pre cancerígenas. Es un shock escuchar de la boca de un médico que tienes eso, la palabra cáncer se me quedó en la cabeza y no lo podía asimilar”.

Por su mente pasó de todo en esos momentos, en especial su familia que viven en Ecuador, la cual deseaba con toda el alma tener cerca.

“Conozco gente que ha tenido que pasar por esta enfermedad, pero uno piensa que nunca le va a pasar, me asusté mucho. Ustedes saben que mi familia está en Ecuador, que estoy aquí sola y así me sentí, no lo quise decir, no supe cómo manejarlo”.

Su batalla

Ahí comenzó la lucha que tuvo que librar. Con lágrimas en los ojos habló del proceso y del tratamiento por el que tuvo que pasar, un pasaje de su vida que compartió con muy poca gente.

“En el último año me he sometido a diversas cirugías para quitar estas células, fibrosis, tumores que he tenido en mi cuerpo. Gracias a Dios se diagnosticó a tiempo, estaba en el nivel tres, el nivel cuatro es cáncer”.

Tratando de confortarse, analizó la situación y hasta pensó que su propósito en esta vida seria otro antes que ser madre.

“Por eso fue mi temor y angustia de que no iba a quedar embarazada. Pensé que Dios me tenia otros planes y creí que estaba destinada para ayudar a las mujeres de otras formas”.

Sin embargo, algo dentro de ella no quería darse por vencida y la impulsaba a buscar otras alternativas para lograr su sueño.

“Aunque a veces uno diga que no le interesa tener hijos o que está bien soltera, cierta parte de ti sí anhela ser la madre que llevamos dentro. Fue muy difícil porque la gente me preguntaba cuándo tendría hijos, sin saber la lucha en la que estaba. Esa dualidad de someterme a cirugías y tomar medicinas y por otra despertar a Houston con una sonrisa de no pasa nada y regresar a mi casa y llorar es algo muy difícil”.

Lo logró

En ese momento en la vida de Cindy las cosas siguieron marchando mal y todo apuntaba a que la oportunidad de engendran un hijo no llegaría, pero cuando menos lo esperaba vio una luz al final del túnel.

“En la cirugía que tuve en junio de este 2015 me encontraron un tumor en mi útero. Ya me habían dicho que nunca sería madre, fue algo que tuve que pensar y aceptar. Pero el milagro ocurrió, a las tres semanas de mi cirugía quede embarazada, algo que no podía creer, ni los médicos lo creían”.

Su odisea tuvo un final feliz y por eso quiere compartirlo con sus seguidores, llevando un mensaje de esperanza a todas las mujeres que luchan de diferentes formas para convertirse en madres.

“Es una bendición, está en el momento correcto, cuando más lo necesitaba y cuando ya había perdido las esperanzas. Se lo deje todo a Dios y le dije que lo que sea tendría que ser y él me concedió este milagro”.