Inicio Mama y Familia BUENA ALIMENTACIÓN, PILAS BIEN PUESTAS

BUENA ALIMENTACIÓN, PILAS BIEN PUESTAS

HISD ofrece en su menú alimentos más sanos y variados, así como también programas nutricionales que benefician a las familias de bajos ingresos.

COMPARTIR

Houston.- Una nueva normativa nacional para las comidas escolares, liderada por la Primera Dama, entró en vigencia el 26 de marzo del presente año y el Distrito Escolar Independiente de Houston (HISD por sus siglas en ingles), se ha apegado a la misma, incluyendo en su menú alimentos sanos bajos en grasa, azúcares y sodio y aumentando la cantidad de frutas, vegetales y cereales integrales.

William Morris, gerente de relaciones comunitarias de Aramark, la compañía que se encarga de supervisar y surtir a las 286 escuelas del HISD, explicó que la comida chatarra, frituras y sodas han sido eliminadas del menú, ya que contienen altas cantidades de grasas y azúcar.

“A los chicos les encantan estas comidas, pero son muy dañinas. En ocasiones los muchachos traen este tipo de alimentos desde sus casas o los compran fuera de la escuela. Por esto se han incluido en los estantes de la cafetería lo que llamamos ‘comidas favoritas sanas’, es decir, las hamburguesas son de carne de pavo baja en grasas y cocinadas a la parrilla, las papas ya no se fríen sino que se cocinan al horno, en vez de sodas servimos jugos de frutas bajos en azúcar, las pizzas son hechas con masa integral, entre otras cosas”, aseguró Morris.

William Morris

William Morris, gerente de relaciones comunitarias de Aramark, señaló que se encuentran supervisando que todos los estudiantes consuman en la escuela alimentos saludables.

Programas

Para lograr que los estudiantes se alimenten de manera nutritiva tanto dentro como fuera de la escuela, el HISD cuenta con diferentes programas.

Uno de ellos es el de comidas escolares gratuitas o a precio reducido, al que se puede aplicar llenando un formulario que se encuentra en las escuelas o en la página de internet www.mealapps.houstonisd.org.

La elegibilidad para este programa depende de los ingresos familiares. Así por ejemplo, para el programa de comidas gratuitas el ingreso anual para una familia de 4 personas debe ser menor de $30,000 y para el de precio reducido de $43,000.

Por otra parte, en todas las escuelas primarias y secundarias de Houston se lleva a cabo el programa de desayunos en la primera clase –First Class Breakfast-, que provee a todos los estudiantes un desayuno caliente y nutritivo antes de iniciar con la primera clase del día.

Y por ultimo está el programa de La Mochila Amiga –Back Pack Budy, en donde los niños que pertenecen a familias de bajos recursos reciben al final de cada semana una bolsa llena de alimentos que llevan a casa para consumir los días que no pueden comer en la escuela.

“La mayoría de los niños que aplican para este programa son los que están registrados para recibir ayuda del estado”, indicó Morris.

Almuerzo HISD*

  • Lunes: nuggets de pollo, zanahorias al vapor, espinacas y porción de pera.
  • Martes: bolitas de carne sazonadas con salsa de tomate y cereales integrales, alverjas, papas al horno, tajadas de durazno.
  • Miércoles: tortillas rellenas de carne y queso, zanahorias baby, frijoles refritos y naranja fresca.
  • Jueves: pizza con queso bajo en grasa y masa integral, habichuelas, alverjas y zanahorias y salsa de manzana.
  • Viernes: rollo de pollo BBQ, tajadas de pepino, puré de papa y albaricoques en mitades.
  • Menú para agosto 27–31, 2012, escuelas primarias. http://www.houstonisd.org/FoodServices

Porciones adecuadas

“Que mi hijo esté bien alimentado a la hora de estudiar es de suma importancia, porque eso garantiza su desarrollo y que exponga lo mejor de sí intelectualmente”, señaló Lisette Cordoba, oriunda de Monterrey (México) y madre de un niño en edad escolar.

“El menú de la escuela a mi parecer está balanceado, contiene lo necesario en cuanto a vegetales, frutas, proteínas y carbohidratos”, agregó.

No obstante, Córdoba prefiere enviar a su niño con el almuerzo hecho en casa, “el único problema que veo es que las cantidades son demasiado grandes y a veces los niños dejan mucha comida, yo solo le sirvo a mi pequeño lo que sé que va a consumir”, finalizó.