Inicio Actualidad BARACK OBAMA VOLVIÓ A APLAZAR SU ACCIÓN EJECUTIVA EN INMIGRACIÓN HASTA NOVIEMBRE

BARACK OBAMA VOLVIÓ A APLAZAR SU ACCIÓN EJECUTIVA EN INMIGRACIÓN HASTA NOVIEMBRE

Los activistas se sienten atrapados en un juego de fútbol político y han catalogado el anuncio de Obama como una “traición a los inmigrantes”.

COMPARTIR
DEMORA_EL_PLAZO

El presidente Barack Obama había anunciado en junio que tomaría acción ejecutiva unilateralmente si el Congreso no actuaba en cuanto a la reforma migratoria, pero ahora dijo que pospondrá esta acción hasta mediados de noviembre, esto es después de las elecciones de medio término. ¿Por qué demorar algo tan importante y después de tantas promesas?

La Casa Blanca justifica el cambio en su cometido diciendo que tomar la acción en este momento podría costarle la posición a varios demócratas, poniendo así en riesgo el control del Senado por parte de este grupo. También dice que la ola de niños provenientes de Centroamérica cruzando ilegalmente a los EE.UU. ha sacado a la luz un nuevo problema y la necesidad renovar las medidas en la frontera.

El mandatario asegura que la política de inmigración ha cambiado debido a la crisis humanitaria y no por otra cosa. Obama asegura que la decisión de actuar más tarde le permitirá tomar medidas en la frontera, cabildear su posición para ganar apoyo y para brindar amparo a un grupo más amplio.

Los activistas se sienten atrapados en un juego de fútbol político y han catalogado el anuncio de Obama como una “traición a los inmigrantes”. Encima, acusan al presidente de hacer del juego político su prioridad en vez de la reforma. Aseguran muchos que los inmigrantes y latinos han pasado a ser fichas en el juego de la política ya que en esencia, Obama ha renegado su promesa.

Algunos demócratas están de acuerdo con posponer la acción ejecutiva, mientras otros dicen que este es el momento de hacerlo. Los republicanos dicen que no se trata de posponer si no de no tomar acción ejecutiva alguna. Otros republicanos dicen que la decisión de Obama es una admisión de que lo que va a hacer no goza del apoyo de muchos.

Boehner, el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, dice que no hay momento “correcto” para anunciar una amnistía por acción ejecutiva y que el presidente debe abandonar la idea porque es inconstitucional.

También hay republicanos que dicen que esto demuestra que Obama quiere engañar a los votantes, para luego hacer lo que quiera y pasar una acción ejecutiva.

Sin embargo, aunque Obama admite que la política es parte y juega un papel importante, la prórroga se debe a la crisis humanitaria en la frontera y no a querer proteger la posición en el Senado de los demócratas. El mandatario admite que las cosas han cambiado y hay que tomar otras medidas y asegurarse que el pueblo estadounidense entiende lo que está pasando y por qué la acción ejecutiva es la mejor alternativa para la economía.

Entiendo que la crisis en la frontera no se la esperaba nadie. Aunque sigo frustrado, si la decisión del presidente es estratégica para evitar perder posiciones en el Senado y luego tomar una acción que beneficie a más personas, entonces estoy de acuerdo. Sigo frustrado. Obama tendrá que reconstruir el nivel de confianza entre los hispanos nuevamente. Esto podría resultar en una acción ejecutiva más amplia de la que esperábamos. La presión continúa porque no vamos a bajar la guardia. Cada vez será más fuerte el cabildeo y la presión. Dentro de todo, prefiero que haga algo más expansivo después de las elecciones, a que haga algo mediocre para complacer a los diferentes grupos.