Inicio Mama y Familia ABUSADORES CIBERNÉTICOS, A UN CLIC Y EN SU PROPIA CASA

ABUSADORES CIBERNÉTICOS, A UN CLIC Y EN SU PROPIA CASA

Los depredadores sexuales han convertido el Internet en su paraíso y a los niños en sus principales víctimas, las cuales quedan expuestas a su abuso ante la ignorancia de unos padres que no logran insertarse en la cultura tecnológica de sus hijos.

COMPARTIR
COVER_1102

Houston.- Sofía dice ser una niña dulce y cándida de 13 años deseosa de hacer amigos por la internet. Ella platica con niñas y niños de su edad, les pide intercambiar fotos y sabe cómo ganarse su confianza.

Sin embargo, lo que sus nuevos amigos no sospechan es que Sofía es un criminal, un hombre mayor de edad, enfermo sexual y con mente perversa que sagazmente busca a sus víctimas a través de las redes sociales aprovechando la ignorancia de los padres y la inocencia de los pequeños.

Y son precisamente esos abusadores los que se encuentran en la mira del Departamento de Seguridad Interna (HSI, en inglés) y del Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados, quienes han creado la campaña iGuardian, que busca poner fin al abuso cibernético hacia los niños, un delito que alcanza proporciones inimaginables y en cuya lucha es necesario el compromiso y participación activa de los padres de familia.

1 en 5 niñas y 1 en 10 niños podrían ser víctimas de algún tipo de explotación sexual antes de alcanzar los 18 años.- Centro Nacional para los Niños Perdidos y Explotados.

Uno de los objetivos de la campaña es exhortar a los padres de familia a conocer más cómo funciona la nueva tecnología y las redes sociales, y a tener una mayor comunicación con sus hijos, ya que cada vez salen nuevos sitios en el Internet que son usados por delincuentes para seducir y atacar a los niños y a las niñas.

“Los padres son los responsables de velar por sus hijos y saber dónde y con quien hablan. Es importante que reconozcan cuándo un delincuente está acechando a sus hijos por la Internet o las redes sociales”, indicó Marc Sanders, supervisor de este programa en Houston e investigador especial del Departamento de Seguridad Interna.

Por eso su estrategia se centra en las visitas a las escuelas, en donde llevan a cabo pláticas con los niños y sus padres, para que juntos aprendan y reconozcan la manera como operan estos criminales.

Houston en acción

El primer seminario para informar sobre el iGuardian se llevó a cabo en la primaria Carroll Academy, al norte de Houston, un lugar en donde la población estudiantil es en su mayoría hispana.

“Es un paso muy importante y un gran esfuerzo para combatir el crimen en Internet y a los depredadores sexuales. Agradecemos este seminario para ayudarnos a trabajar con los padres y proteger a los niños”, dijo Christina Gómez directora del plantel.

Al evento se dieron cita cientos de padres de familia acompañados de sus hijos, quienes escucharon atentos la plática del investigador Sanders en la que advirtió a los presentes sobre el peligro y el alcance de los depredadores cibernéticos.

“Hemos venido a las escuelas para educar a la comunidad, a los maestros, los padres y los niños, para prevenirles de situaciones que pasan en todo el mundo y que no son la excepción en nuestra ciudad”, indicó Sanders.

Niños e Internet

Tiempo de conexión

6 horas al día promedio

25% tienen menos de 6 años

De acuerdo con el investigador, los bandidos actúan de manera hábil y sigilosa, en especial con los chicos más pequeños, quienes inocentemente se dejan convencer de subir fotos o imágenes de ellos mismos y revelar su teléfono y dirección.

Revisar las páginas web visitadas por los hijos, hablar con los pequeños sobre los peligros de platicar en línea con desconocidos, dejarles saber los riesgos de dar información personal como números de teléfonos y domicilio a personas que contactan por la computadora, fueron algunas de las recomendaciones que las autoridades dieron a los padres de familia.

Brecha tecnológica

María Andrea Ávila llegó al evento junto con sus pequeños Mori Evelyn, de 10 años, y Gael, de 7 meses de edad.

“Me preocupa mucho este tema, porque a veces no sabemos nada de las computadoras y nuestros hijos sí”, manifestó Ávila, quien aprendió en este curso que los maleantes podrían estar incluso en el mismo celular de su hija.

“A veces los hijos saben más que uno en cuanto a tecnología y nosotros no, por eso no advertimos los riesgos”, expresó.

De lo que ella sí es consciente es de que el crimen cibernético no respeta edades ni condiciones, ya que su mismo esposo se convirtió en una víctima cuando hace unos meses recibió una llamada telefónica de un desconocido para decirle que había ganado un premio.

“Nos pidieron números de cuenta bancaria y nos dijeron que para poder tener derecho al premio teníamos que pagar casi 400 dólares”, contó.

Por esa razón ella cree que si los criminales tienen los conocimientos y experiencia para atrapar a adultos incautos, con los niños podría ser aún más fácil.

“Ellos están chiquitos y son muy confiados”, advirtió.

Otro de los asistentes fue Nelson Ramos, un padre de familia a quien la plática le brindó las herramientas para hablar con sus hijos sobre la importancia de revisar e incluso confiscarles la computadora o el celular.

“Hay que hacerlo, hay que quitarles la computadora o el celular aunque se enojen. Es preferible que crean que somos metiches a que después nos andemos lamentando por no haber tomado acción”, enfatizó Ramos.

Sin miedo

De acuerdo con los coordinadores de iGuardian, el estatus migratorio no importa a la hora de hacer una denuncia, ya que la seguridad infantil y la protección de la familia es lo mas importante.

“Hay números telefónicos gratis a los que pueden llamar anónimamente, no tengan miedo de hacer la denuncia”, pidieron los consejeros que impartieron la charla en Carroll Academy.

Las autoridades esperan que con seminarios como este se logre evitar al máximo el crimen en contra de los menores.

Las organizaciones o escuelas que deseen un seminario Proyecto iGuardian pueden solicitarlo en el sitio de internet http://www.ice.gov/cyber-crimes/iguardian.htm, en donde también se encuentran consejos para padres, hijos y maestros.

COMPARTIR
Artículo siguiente¿UTILIZÓ EL BISTURÍ MICHEL SALAS?